Aplicaciones de la robótica, desde la vida diaria hasta el marketing

Los robots hacen que muchos trabajos sean más productivos y sin riesgos, además nos pueden ayudar a desarrollar campañas de marketing

Carlos Zuluaga

Mi primer contacto con la robótica, sin contar a Mazinger Z o Robocop, fue a través de Nao, un simpático robot encargado de realizar la presentación de un importante evento sobre innovación. La verdad es que Nao casi no llega porque los aduaneros en Valencia no eran capaces de procesar, investigar y visar tal artilugio.

Al final Nao pudo llegar y realizar su trabajo para sorpresa de todos los presentes por la soltura con que lo hizo el humanoide. Pensé, “un capítulo más en las predicciones de Isaac Asimov.” Y ya mi último contacto con un robot también humanoide fue en un restaurante asiático cuando Xiao Bei, venido de Hong Kong, se acercó a traernos los platos que habíamos solicitado en la comanda, muy simpático y profesional, con aire de Doraemon.

Así que siempre he seguido como espectador esto de la robótica y he reflexionado hasta dónde llegaremos con esta tecnología en nuestra vida cotidiana. Porque aunque no lo creamos esos robots nos acompañan ya en nuestra actividad diaria. Ahí están el aspirador inteligente, los sistemas que regulan los semáforos, los dispensadores de medicamentos en las farmacias, los asistentes de voz de los móviles tipo Siri (que incluso hizo de “novia” de Raj Koothrappali en un capítulo de la serie Big Bang Theory), y así con otros artefactos.

Los teóricos definen la robótica como aquella disciplina científica que agrupa varias ramas tecnológicas (ingenierías mecánica, eléctrica, electrónica, biomédica, y ciencias de la computación) con el objetivo de diseñar máquinas robotizadas que sean capaces de realizar tareas automatizadas o de simular el comportamiento humano o animal, en función de la capacidad de su software.

Y de ahí saltamos a lo que se entiende como un robot, ese sistema físico y tangible capaz de “pensar”, procesar y actuar que está creado a partir de la investigación de la ciencia y la tecnología. Importante, hay que distinguir lo que se conoce como un “bot” que se encuentra alojado en un software dentro de un sistema virtual ubicado en la Nube.

Aplicaciones de la robótica en diversos sectores

Medicina

Mediciones y tareas repetitivas: ayudan en la exigente tarea de mostrar unos resultados de calidad y precisión.
Rehabilitación y terapia: todo lo relacionado con miembros artificiales, exoesqueleto robótico, robots que dan soporte a las terapias de rehabilitación o robots para proveer asistencia personal en hospitales.
Intervenciones quirúrgicos: ahí tenemos la teleoperación en la que cirujano y robot establecen la mejor sinergia para conseguir óptimos resultados o mediante la automatización de determinadas acciones.
Almacenaje y distribución de medicamentos: con este tipo de robots aumentan la seguridad de la dosificación y la dispensación de medicamento.

Industria

En varias disciplinas como:

Reciclaje: robots que distinguen entre diferentes objetos de metal, plástico y papel.
Medición, inspección, control de calidad: múltiples aplicaciones en cuestiones como metrología, por ejemplo.
Transporte de materiales: aquellos robots que pueden cargar y descargar objetos en ubicaciones específicas o realizar cargas en varias ubicaciones.
Corte mecánico, rectificado, desbarbado y pulido: son los robots que ofrecen la composición adecuada de rigidez industrial, sensibilidad y diseño a prueba de polvo y líquidos, ideales para esa actividad.
Pintura: son los diseñados para el recubrimiento de superficies automático de carrocerías de automóviles y de sus componentes.
Montaje: están diseñados para trabajar con personas realizando diferentes tareas manuales.
Manipulación de plásticos y otros materiales: por ejemplo, para toda la cuestión de ensamblaje e inyección.
Tareas peligrosas como soldaduras, implementación de sustancias inhalantes nocivas o transporte de materiales pesados.

Química

En este caso los brazos robóticos y los softwares que llevan integrados son muy efectivos en la realización de tareas que requieren exactitud y precisión con los elementos químicos.

Exploración espacial

Este tipo de robots realizan misiones de exploración e investigaciones científicas de forma autónoma, imitando el comportamiento que tendría un astronauta humano.

Militar

Desactivar bombas: su función se centra en desactivar o detonar una carga de forma fiable mientras que el operador de control permanece a una distancia segura.
Búsqueda y rescate en catástrofes: Dirigidos por control remoto, su misión consiste en explorar el escenario del desastre. Pueden crear mapas digitales del lugar en tres dimensiones. El objetivo final es evaluar los riesgos reales a los que los equipos de emergencia pueden verse confrontados y así proteger vidas.

Hogar

Aspirador: todos nos acordamos cuando irrumpió la roomba para quedarse.
Domótica: automatización de viviendas como las persianas, las luces, la calefacción o el aire acondicionado y también la seguridad. Permite detectar gases, incendios, intrusos, ayuda a ahorrar electricidad y calefacción.

Educación

La robótica educativa es un sistema de enseñanza interdisciplinar que permite a los estudiantes a desarrollar áreas de Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas, lo que en inglés se conoce con las siglas STEM (Science, Technology, Engineering, Mathematics), así como áreas de Lingüística y Creatividad.

Competición juvenil de robótica

En el anterior párrafo ya aludíamos a las virtualidades de la robótica en la educación. En ese aspecto podemos destacar la WRO (World Robot Olympiad) Spanish que es una competición escolar internacional de robótica dedicada a la tecnología y a la ingeniería. Consiste en construir un robot que supere un reto, todo ello con el componente lúdico para que sea atractivo para los jóvenes. Antes de la competición y en el proceso de diseño estarán ayudados por un entrenador.

La WRO se desarrolla en formato de torneo inter escolar y cumple unas características:

  • Los robots deben están construidos con piezas de Lego.
  • La competición se agrupa en diversos retos independientes: Regular, Football y Open.
  • El robot hay que montarlo durante el torneo.
  • Los equipos se forman entre dos o tres participantes.
  • Durante el torneo los entrenadores no pueden ayudar.

Los participantes se dividen en categorías que agrupan edades desde los 6 años hasta los 19.

Marketing y robótica

Está claro que en la actualidad todo lo relacionado con la robótica, inteligencia artificial, realidad virtual o realidad aumentada incide, además de en la industria como hemos visto, también lo hace en el turismo, la publicidad o el marketing. Si hablamos de marketing digital vemos que puede aportar grandes beneficios en el análisis de los datos para la toma de decisiones que pueden ser complejas. Y ojo, los robots no van sustituir a directores de marketing, pero sí que van a ayudarnos en la capacidad de predicción, en la automatización de decisiones.

No hay que olvidar que los robots son a menudo el primer punto de contacto en el proceso de fidelización del cliente. Como dice la American Marketing Association (AMA): “Los robots, a diferencia de las personas, son consistentes: son buenos en trazar y entregar resultados de calidad lo que nos ahorra tiempo, dinero y esfuerzo.”

Por tanto, es una manera de aportar valor y diferenciación a la marca.

La propia AMA nos muestra una guía que puede ser útil la robótica y la Inteligencia Artificial en la segmentación del mercado (targeting):

1: Construir mensajes que se conecten tanto con lo que quiere la máquina como la gente.
2. Analizar la información del consumidor (estado de ánimo, intereses y necesidades)
3. Comprender el entorno (Facebook, Amazon y Google) donde el consumidor está familiarizado y no crear nuevos.
4. Recordar que los robots están aquí para ayudarte. El desarrollo de la Inteligencia Artificial es clave para el futuro del marketing.

Ejemplos de robótica aplicado al marketing

Robots en los chats (chatbots): Es esa “persona” virtual que responde a nuestra dudas cuando entramos en una página web de una empresa.
Cámaras de reconocimiento en 3D: Estas cámaras volumétricas permiten el reconocimiento facial, lo que ahorraría mucho tiempo en la toma de datos.
Congresos y eventos: robots que hacen de anfitriones (hostess), que muestran hologramas para presentaciones virtuales, que dan información o conectan a los asistentes, además de construir una magnífica base de datos interrelacionada.
Robots para analizar información recibida, por ejemplo, a través de redes sociales y de esa manera conocer a nuestra audiencia y cómo se comporta ante nuestros productos y servicios.
Remarketing: Los datos analizados por los bots permiten atinar de manera certera en campañas de publicidad.
Robots escritores: Ya se usan en algunos medios para informaciones más banales y sin el alma del escritor de carne y hueso.
Robot camarero: desde luego el mero hecho de ser el primero de la ciudad hizo que los medios de comunicación se hicieran eco de ello y fuera la comidilla durante unos días, además de aumentar considerablemente las reservas para acudir al restaurante.

Ya hasta aquí nuestro repaso al actual momento de la robótica. Y como decía Mazinger Z: “Puños fuera”.

¿Te suscribes a nuestra newsletter?

Información de la buena, de la que te hace crecer. La que te da los consejos que necesitas.

Guía para optimizar el proceso de venta online y atraer a más clientes

Los Sistemas de diseño explicados en 7 post

Así entendemos el diseño de productos digitales

Otros contenidos de Transformación digital

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  He leído y acepto la política de privacidad de la web *

No hay comentarios