Brainstorming o lluvia de ideas. Sácale el máximo partido

El brainstorming se puede aplicar al marketing digital para encontrar soluciones creativas. Poner ideas en común con total libertad ayuda a liberar el pensamiento y llevarlo fuera de los corsés habituales.

Laura Catalan

Dedicada a la gestión de proyectos online, diseño web

Pocas cosas hay tan frustrantes como enfrentarse en solitario a una página en blanco. El trabajo en equipo fomenta la creatividad, un aspecto esencial en toda estrategia de marketing digital.

El brainstorming, lluvia de ideas o tormenta de ideas es una de las técnicas más utilizadas en marketing digital y publicidad para generar ideas que aporten soluciones creativas a un problema. Consiste en poner en común todas las ideas que se le ocurran a un grupo de trabajo para seleccionar la más adecuada.

¿Por qué el brainstorming mejora la creatividad?

El cerebro humano se retroalimenta de ideas. Cuantas más aportaciones hay en un grupo o equipo de trabajo, más creatividad se genera. Por el contrario, trabajando en solitario es más fácil bloquearse.

Así pues, cuando se trata de encontrar solución a un problema no hay nada mejor que ponerlo en común y conversar sobre el tema.

No importa que algunas ideas puedan parecer absurdas al principio. El objetivo es anotar todo lo que se nos ocurre. No hay que descartar nada a priori porque el grupo puede complementar o mejorar una aportación que puede parecer poco válida.

Este concepto fue definido por el publicista Alex F. Osborn en 1953. Osborn observó que la creatividad mejoraba al poner en común ideas sin una jerarquía establecida. Se le considera inventor de la lluvia de ideas y del método de solución creativa de problemas.

En definitiva, el brainstorming es una herramienta creativa que se basa en dejar fluir la mente de forma relajada para que surjan ideas brillantes.

¿Cómo se prepara una sesión de brainstorming?

Aunque pueda parecer que una lluvia de ideas es una reunión caótica, una sesión de brainstorming tiene unas normas y una estructura.

Veamos cómo se organiza una sesión de brainstorming:

Preparación de la sesión

La fase de preparación de la sesión de lluvia de ideas consiste en establecer una serie de reglas básicas: decidir quiénes intervendrán, dónde se va a realizar y qué fallos conviene evitar.

Las reglas básicas para hacer una sesión de brainstorming son cuatro:

  1. No realizar ningún juicioo valoración sobre las ideas expuestas. Es decir, no criticar o invalidar ninguna aportación.
  2. Pensar librementeaunque surjan ideas imposibles de poner en práctica. Esta norma favorece la creatividad.
  3. Generar gran cantidad de ideassin importar cuántas o si son innovadoras. Después, se elegirán y adaptarán las más adecuadas para solucionar el problema planteado.
  4. Dejar que unas ideas sirvan de estímulo para otras. Este efecto multiplicador es la clave para hallar la solución perfecta al problema.

En la reunión participará un equipo que propondrá soluciones. Para dinamizar la sesión y que se cumpla el objetivo marcado, una persona ejercerá de moderador. Otro de los participantes debe anotar todas las ideas que surjan. Esta figura puede aportar o no sus propias ideas en la sesión.

La elección del espacio tiene un papel muy importante en el éxito de la sesión. Conviene utilizar una sala grande con iluminación natural y mobiliario cómodo.

Lo mejor es que las personas estén sentadas en círculo para fomentar la comunicación. Además, se debe contar con ordenadores, cuadernos o una pizarra donde anotar las ideas.

También habrá que establecer la duración máxima de la sesión y unos tiempos de descanso.

¿Te suscribes a nuestra newsletter?

Información de la buena, de la que te hace crecer. La que te da los consejos que necesitas.

Desarrollo de la sesión

La sesión de brainstorming consta de tres etapas:

  • Planteamiento del problema
  • Generación de ideas
  • Análisis y elección de ideas

1. Planteamiento del problema

Al iniciar la sesión, se debe explicar con detalle el objetivo de la lluvia de ideas y las reglas que se van a seguir.

Existen diferentes técnicas para plantear el problema. Una de las más utilizadas es la de los cinco “¿por qué?”. Consiste en plantear el problema y preguntar el porqué de la situación. Cada una de las siguientes cuatro respuestas obtendrá un nuevo “¿por qué?”. De esta forma se llega a la causa primera.

Veamos un ejemplo muy simple.

  • Problema: El bolígrafo tiene la punta aplastada
  • Pregunta 1: ¿Por qué tiene la punta aplastada? Porque se ha caído
  • Pregunta 2: ¿Por qué se ha caído? Porque ha rodado sobre la mesa
  • Pregunta 3: ¿Por qué ha rodado sobre la mesa? Porque no hay portabolígrafos
  • Pregunta 4: ¿Por qué no hay portabolígrafos? Porque nadie se ha encargado de comprarlo
  • Pregunta 5: ¿Por qué nadie lo ha comprado? Porque no hay un responsable de material de oficina
  • Solución: Nombrar un responsable de material

2. Generación de ideas

Antes de comenzar la lluvia de ideas, conviene crear un ambiente distendido. Una de las formas de hacerlo es proponer juegos que despierten la imaginación. Puede servir cualquiera, como el de las palabras encadenadas.

Una vez se ha roto el hielo, comenzamos la sesión. Además del brainstorming clásico, que es el que estamos explicando en este artículo, se pueden utilizar diferentes técnicas para potenciar la generación de ideas.

Algunas técnicas alternativas son brainwriting, brainwalking y el libro de ideas.

3. Análisis y elección de ideas

El último paso consiste en analizar las ideas aportadas y elegir la más adecuada para solucionar el problema planteado.

La técnica de análisis es muy importante para visualizar las ideas generadas. Habitualmente, se suelen agrupar por categorías u otras características comunes. La elección de la mejor idea se puede hacer por votación o por consenso de los participantes.

Conclusión

La lluvia de ideas se puede aplicar a muchas situaciones. Es una técnica esencial para encontrar nuevas soluciones en marketing digital y también en publicidad, dos ámbitos donde la creatividad es esencial.

Ya sea para encontrar un eslogan o para definir la orientación de una campaña de marketing, poner en marcha una sesión de brainstorming puede ser de gran ayuda para obtener ideas frescas y originales.

¿Conocías la técnica del brainstorming? ¿La has puesto alguna vez en práctica en tu empresa? Cuéntanos cómo organizas las sesiones y qué resultados sueles obtener.

¿Necesitas desarrollar la estrategia digital de tu empresa, marca o producto?

Automatiza tus campañas de Marketing Digital con TTANDEM y E-goi

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  He leído y acepto la política de privacidad de la web *

No hay comentarios