Match seguro: combina al experto y al comunicador en tu creación de contenido

Explora fórmulas para crear contenido mezclando el saber de la persona experta y el toque de quien es especialista en comunicación.

Cristina Ochoa Terés

Nadie dijo que crear contenido fuera fácil. Nadie. Y si alguien lo dijo, debes saber que hay matices… ¡y muchos! Lo sabrás bien si alguna vez has intentado generar contenido propio.

Lo cierto es que, en muchas ocasiones, nos topamos con la siguiente situación. Una persona es experta en algo. Sabe muchísimo. Es decir, conocimiento no le falta. Ideas y experiencia, tampoco. Decide hacer marca personal. O, si está dentro de una empresa o marca o tiene un negocio, se decanta por compartir su conocimiento en un blog, videoblog, tutoriales, vídeos de Tik-Tok o cualquier otro formato. Y se encuentra con que sí, con que es un auténtico especialista en lo suyo… pero no sabe bien cómo escribir un post. O cómo hacer un vídeo.

En este artículo, nos centraremos en cómo escribir para un blog combinando expertos y comunicadores, pero es muy posible que algunas de las pautas que demos, puedan también servirte para el resto de formatos. Nuestra meta, mostrarte las bondades de unir el saber de personas expertas en un tema y especialistas en comunicación para lograr crear contenidos (cuasi) perfectos. Así que allá vamos:

Conozcamos a los protagonistas

El experto / la experta:

Domina su profesión, se ha formado y es especialista. Sabe de derecho laboral, de odontología no intrusiva o de plantas suculentas. Vamos, que se mueve a sus anchas en su nicho de conocimiento. Está siempre en contacto con sus clientes y sabe qué necesitan, cuáles son sus dudas más frecuentes, qué información es la que demandan. Conoce, sabe, domina.

El comunicador / la comunicadora:

Suele ser periodista, se le da bien escribir, es una persona creativa, se mueve en el mundo de Internet y domina no solo la jerga del universo online, sino cómo dirigirse a su público objetivo, qué les interesa y cómo atrapar su atención. Además, ella misma o su equipo dispone de experiencia y herramientas para detectar nuevas tendencias, conocer palabras clave, inquietudes y espacios en los que crear un contenido que tenga éxito. Incluso tiene experiencia en espiar a la competencia…

Apuntemos ahora sus carencias

El experto / la experta:

El conocimiento es su punto fuerte… pero le llega la hora de trasladarlo a los demás y las paredes se agrietan. Se encuentra con la pantalla del ordenador en blanco, le comienza a sudar la frente y no sabe ni por dónde empezar. O, por el contrario, sí que le brotan las ideas, se lanza a plasmarlas y, aunque no lo hace del todo mal, algo falla. Sus textos no son fáciles de leer. ¿Problemas clásicos?

  • Textos inconexos, sin sentido y sin un hilo conductor.
  • Titulares (por llamarlos de alguna manera) poco atractivos y, generalmente, eternos.
  • Lenguaje técnico o académico, en ocasiones indescifrable, y no adaptado al público objeto del blog.
  • Frases sin sentido, excesivamente largas y muy difíciles de entender.
  • Puntuación desequilibrada… (expresión que acabo de inventarme para definir las mil y una maneras que existen para poner mal una coma o un punto y hacer totalmente incomprensible una frase).
  • Fallos de ortografía palpables. Ti se escribe sin acento, by the way.
  • Escaso uso de los links o enlaces que interrelacionen el texto con otros contenidos ya publicados.
  • Textos tochos, burdos, pesados… incompatibles con el ritmo de lectura rápida que predomina en Internet donde apenas dedicamos tiempo a leer.
  • Ausencia de bloques, apartados, enumeraciones… En definitiva, una estructura (también visual), que haga fácil la lectura.
  • Errores en el tono elegido: o demasiado formal (suele ser lo habitual) o excesivamente coloquial.
  • Uso de elementos que no encajan en Internet. ¿Ejemplos? Enumeraciones del tipo I), II). III.a.b) y demás. O, por ejemplo, bibliografía adjunta.

El comunicador / la comunicadora:

La palabra es su don… pero aunque tiene la habilidad de documentarse y aprender, no es un/a especialista. Sus carencias más visibles son, por tanto:

  • Nunca va a saber más que el experto o experta. Puede hacer grandes artículos, pero siempre viene bien la revisión del profesional en cuestión para así garantizar que el texto final tenga el rigor necesario.
  • Puede tener dificultades con el vocabulario exacto o con ciertos matices de contexto.
  • En muchas ocasiones, no está dentro de la empresa, sino que es un colaborador externo.
  • En estos casos, cuenta con más barreras para conocer qué se cuece, qué novedades se están produciendo, qué datos interesantes se están generando.Y podríamos seguir… pero, de momento, vamos a dejarlo aquí.

¿Por qué hay que hacer un match entre expertos y comunicadores para crear contenido?

La respuesta es casi obvia: porque se necesitan y se complementan. Porque pueden enriquecerse mucho mutuamente.

Aunque, por supuesto, no siempre es necesario. En ocasiones, hay personas expertas que están absolutamente dotadas para la comunicación y, además, cuentan con un estilo personal brutal. Bravo por ellas. Son absolutamente excepcionales y da gusto escucharles, verles, leerles… Sin embargo, no siempre es así y, por lo general, nos encontramos con grandes expertos que tienen dificultad para comunicar lo que saben.

Por otro lado, también existen enormes periodistas o copys (profesionales especializados en la creación de contenido), capaces de generar artículos brillantes tras una intensa labor de documentación y, posiblemente, años de experiencia en un sector concreto. En esos casos, la fórmula funciona a la perfección porque la entidad le facilita conocimiento y el comunicador la convierte en textos atractivos. Pero también es verdad que cuesta dar con la persona correcta.

Fórmulas para hacer el match perfecto entre expertos y comunicadores en la creación de un post

Combinar ambos profesionales (el experto y el comunicador) suele ser una receta con éxito. Por ello, ahora mostraremos dos fórmulas basadas en el origen de la creación del artículo:

Escribe el experto, revisa el comunicador:

Toda la creación del contenido parte de quien domina el tema, quien escribe su artículo, vuelca ahí toda la información y, posteriormente, el periodista o copy lo revisa, cambia todo aquello que no está correcto y le da el toque de comunicación. Puede, por ejemplo, cambiar el titular, entradillas, epígrafes, corregir faltas de ortografía, estructura, arreglar frases difíciles de entender, etc. Con esta fórmula, partimos de un contenido riguroso y terminamos con un contenido riguroso y atractivo.

Escribe el comunicador, revisa el experto:

La persona especialista en comunicación es quien realiza la labor de documentación, enfoque del artículo y redacción. Le ahorra todo ese trabajo (tiempo y energía) al experto, a quien le llega el post ya hecho y redactado y su función consiste en confirmar que el mensaje final es correcto, afinar cualquier cuestión que no termine de encajar y, si lo desea, enriquecer el texto con alguna aportación. Con este procedimiento, el experto cuenta con ayuda en la generación de los textos (lo que le permite centrarse en su actividad, en aquello en lo que realmente es más valioso) y, además, tiene la seguridad de que va a poder revisar el texto y confirmar que todo lo que se dice en él es cierto.

Consigue tu ayuda del Kit Digital de hasta 12.000 euros

Benefíciate de hasta 12.000 € de ayuda a fondo perdido para digitalizar tu empresa a través de un agente digitalizador como TTANDEM.

Herramientas que facilitan la colaboración experto – comunicador

Como ves, este es un proceso de colaboración. Tú escribes, yo reviso. O al revés, yo escribo, tú revisas. Encontrar herramientas de trabajo colaborativo en los cuales poder compartir información, documentación o reflexiones y disponer de un lugar en el que poder editar el mismo texto, es fundamental. Te dejamos aquí algunas herramientas que te vendrán de lujo:

  • Asana: gestor de tareas
  • OneNote: blocs de notas digitales.
  • Google Drive: documentación en la nube.
  • One Drive: documentación en la nube.
  • Extranets…

¿Piedras en el camino?

Puede haber piedras, minúsculos guijarros… y rocas que taponen el camino. Encontrar el TTANDEM perfecto, no siempre es sencillo y en este trabajo compartido es esencial la química entre las dos partes.

Por parte del experto, no es sencillo dar con una persona que escriba como tú quieres, con el estilo que tú deseas y que realmente te facilite el trabajo. Es decir, que te cueste menos revisar que hacer tú mismo el artículo.

Y, por parte del comunicador, a veces se encuentra con expertos tan técnicos y tan rígidos cuando se les propone cambios necesarios en sus textos, que la colaboración termina por no funcionar.

Por ello, como en tantos otros planos de la vida, las personas son lo que realmente importa. Si vas a explorar la fórmula de contar con un copy o periodista para elaborar tus textos, nuestro consejo es que trates de dar con la persona adecuada, aquella que recoja bien lo que quieres expresar y que le dé el tono correcto.

También, eso sí, debes ser muy consciente de que no todo es inmediato y que necesitará un tiempo para dominar la materia y captar la esencia de la marca y de lo que quieres transmitir. Dáselo y ofrécele también tu feedback sincero sobre todo lo que hace, de manera que pueda entenderte mejor. La elaboración de un libro de estilo sencillo, puede ayudarte en ese sentido.

Habemus match

Sí, habemus match. En TTANDEM, tenemos años de experiencia en este tipo de colaboraciones y nos sentimos orgullosos de ellas. ¿Por qué? Porque sabemos de su utilidad y produce satisfacción ayudar a los demás.

Y sí, decimos ayudar porque así es. Cuando escribimos nosotros, sabemos que le estamos descargando de trabajo al cliente. Cuando somos quienes revisamos, sabemos que les ofrecemos ese toque de comunicación que, quizá, no tenga el experto. O que, simplemente, no quiera dedicar tiempo a obtenerlo.

Por todo ello, te animamos a explorar cualquiera de estas fórmulas porque pueden ser la clave para que puedas generar un contenido de calidad con el apoyo de una persona experta en comunicación.

Seas una persona individual, una pequeña empresa o una gran compañía, combinar expertos (en lo tuyo y en comunicación), siempre te traerá algo bueno.

Guía para optimizar el proceso de venta online y atraer a más clientes

Automatiza tus campañas de Marketing Digital con TTANDEM y E-goi

Otros contenidos de Marketing digital

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  He leído y acepto la política de privacidad de la web *

No hay comentarios