Cómo la crisis del Covid-19 puede ayudar a posicionar nuestra marca

El coronavirus ha influido en consumidores y clientes a la hora de relacionarse con las marcas. Toman peso las herramientas sociales, también es buen momento para la trasformación digital de negocios y empresas.

Carlos Zuluaga

Inmersos como estamos en la segunda ola de la alerta sanitaria por la pandemia del Covid-19 es el momento de replantearse necesidades empresariales para afrontar estos tiempos difíciles.

Sin duda estamos ante una crisis global y la desazón sobre vuela ya que nadie parece tener claro ni cuánto va a durar ni cómo se va a solucionar. Muchos autónomos y pequeñas y medianas empresas se encuentran en la disyuntiva de si merece la pena apostar por dedicar recursos a campañas mercadotécnicas y comunicativas con tanta incertidumbre.

Si miramos a corto plazo puede que la desazón invada a este colectivo, pero nuestro consejo es que miremos a medio plazo y todo el esfuerzo que se realice ahora tenga recompensa en un futuro.

Seamos optimistas ya que el Covid-19 en la actualidad tiene un índice de mortalidad inferior a los inicios de la crisis y los tratamientos médicos parecen que han mejorado, además las buenas noticias sobre las vacunas ayudan a disponer de mejor semblante. Y según apuntan algunos expertos las grandes empresas de turismo están preparándose de cara a 2021.

Consumidores, la clave para salir de esta

Desde luego los consumidores son el verdadero motor para salir de la crisis, pero hay que tener en cuenta que sus hábitos de compra están cambiando desde el confinamiento de primavera.

Hay estudios que afirman que la mayoría de los consumidores creen que las marcas han aumentado y fomentado la comunicación con los clientes.
También hay informes que sostienen que los consumidores prefieren que las marcas contacten con ellos a través de las redes sociales mejor que por email, SMS u otras herramientas.

Y un dato muy importante, el grupo de consumidores entre 50 y 60 años va en aumento, no tienen miedo a Internet y cada vez se manejan mejor. Eso lo tenemos que tener en cuenta a la hora de diseñar las campañas en los Social Media.

Consecuencias del Covid-19 para las empresas

1: Aumento del teletrabajo y menor movilidad. El confinamiento fue la espoleta de todo esto, en la actualidad muchas empresas han constatado los beneficios del teletrabajo a nivel productivo y continúan fomentándolo.

2: Esta situación ha traído como consecuencia el impulso de las nuevas tecnologías, la implementación del Big Data o la Inteligencia Artificial. Sectores que han visto aumentar su influencia y negocio.

3: La transformación digital ya está aquí, a las empresas no les queda otro remedio que encaminarse hacia ella si quieren superar esta crisis con cierto éxito.

4: Boom de las plataformas de videoconferencias como Zoom, Skype, Teams, etc. que han sido uno de los grandes descubrimiento de la crisis del coronavirus. Las hemos utilizados para reuniones de trabajo, webminars o multiconferencias. Han sido muy utilizadas por los clientes y empleados de las firmas, amén del uso privado para encuentros familiares.

5: Lo mismo ha ocurrido con las herramientas de transmisión por streaming como YouTube, TikTok o Twicht. Gran cantidad de contenido han llegado a los consumidores por estas plataformas. El hábito de acudir a ellas hay queda.

6: Podemos vaticinar que habrá un mayor crecimiento de las redes sociales, la realidad virtual y la inteligencia artificial.

7: Las marcas se están convenciendo que una buena estrategia digital es fundamental para llegar con éxito a sus clientes.

8: Si hablamos del sector primario llegaremos a la conclusión que no lo quedó más remedio que vender sus productos a través de web, redes sociales o plataformas especializadas en comercio electrónico, y en muchos casos agotando existencias.

¿Te suscribes a nuestra newsletter?

Información de la buena, de la que te hace crecer. La que te da los consejos que necesitas.

Cómo sacar partido a la crisis del covid en una pequeña o mediana empresa

Antes de nada creemos que no hay fulminar la estrategia de marketing digital por estos meses de crisis sanitaria, significaría desaparecer. No se puede echar por la borda todo el trabajo realizado en esta materia durante mucho tiempo.

De alguna manera debemos estar visible y accesibles para nuestros consumidores e informar si algo ha cambiado como consecuencia del Covid 19 que influya en la relación con los clientes. Y algo que siempre es vital no nos olvidemos de escuchar a los usuarios.

1: Es el momento de posicionarse en Internet, acometer la optimización de la web y de la estrategia de SEO.

2: Como ya hemos comentado, los consumidores, cada vez en más franja de edad, disponen de más conocimiento sobre Internet y se han digitalizado más. Eso quiere decir que hay menos impedimentos para llegar hasta ellos a través de las herramientas sociales. El cliente lo tenemos más próximo. Por ejemplo, son muchos los usuarios que acceden a un buscador para confirmar el horario de apertura de un negocio.

3: Tenemos que estar dispuesto a responder las preguntas e inquietudes de los consumidores mediante las redes sociales o WhatsApp. Ni que decir que con buena actitud y con educación.

4: Llegar a la conclusión de que nuestro negocio ofrece productos y servicios atractivos y que no tenemos miedo a contarlo en las redes sociales.

5: Reforzar el marketing de contenidos. Es hora de posicionarse como expertos informando de contenidos de calidad a los usuarios. Lograremos potenciar la marca, dispondremos de mayor visibilidad, fidelizaremos clientes y obtendremos nuevos. Aconsejamos grandes dosis de imaginación para ello.

6: Experimentar con la publicidad de pago en Internet. No es necesaria una gran inversión y es fácil de constatar la efectividad de estas acciones promocionales. En muchas ocasiones resulta rentable. No tengamos miedo a ello.

7: Solicitar consejo a los profesionales expertos en estas ramas, nos pueden ayudar a todo lo expuesto anteriormente. Merece la pena.

¿Y una buena campaña de Marketing de Contenidos para lograr una vacunación masiva?

Al inicio del artículo hacíamos alusión de que parece que llegan buenas noticias provenientes de las empresas farmacéuticas en la implementación de una vacuna efectiva frente al Covid-19. Los medios de comunicación informan a diario de los logros, por ejemplo, de Pfizer, Moderna o Janssen, que manifiestan una efectividad de más del 95 %, por no hablar de unas cuantas marcas que continúan investigando y que en un periodo corto de tiempo también informarán de su eficacia.

Por tanto, es el momento de concienciar a la población de que llegado el momento habrá que vacunarse, pero según el último estudio del CIS la población española en un 44 % es reticente a la vacunación que frene el coronavirus. Un dato que contrasta con la implementación de las vacunas en España que llega al 90 % de la población, uno de los más altos del mundo.

Llegado el momento el Gobierno dice que emprenderá campañas masivas de comunicación para eliminar esa reticencia.

Las redes sociales, webs especializadas, blogs ya han entrado en liza en esta vital cuestión, y de momento, la balanza se inclina hacia la desconfianza o el negacionismo que ha encontrado en las redes sociales sus herramientas ideales.

Por tanto, las instituciones tendrán que habilitar buenas campañas mercadotécnicas para que la aceptación de la vacuna anti-Covid-19 calen masivamente en la población.

De ahí lo de una buena implementación de una campaña de marketing con contenidos interesantes, contados de manera sencilla e instructiva, que atraigan a la gente para que acuda a vacunarse. Contenidos soportados por expertos y comunicados por personalidades con influencia entre los sectores de la población, desde el mundo de la música al deporte pasando por elementos de prestigio en diversos campos.

El objetivo es atraer a la población a las tesis pro vacunas, porque los anti vacunas son muy hábiles con las herramientas sociales y muchas veces, para su regocijo, saltan de ahí a medios generalistas como las televisión con el beneplácito de los gurús del prime time.

Grupos prioritarios

Una cuestión positiva es que la Unión Europea ha dictaminado qué grupos son prioritarios a la hora de vacunarse contra el Covid-19 llegado el caso, y ahí se encuentran personas donde la aceptación es muy mayoritaria y pueden hacer de fuerza tractora para el resto de la población. Son estos:

· Profesionales sanitarios
· Personas mayores de 60 años
· Personas que por su estado de salud se encuentran en situación de especial riesgo
· Trabajadores esenciales fuera del sector sanitario
· Trabajadores que no pueden distanciarse socialmente
· Grupos socioeconómicos vulnerables y otros grupos de mayor riesgo

Según el CIS este es el target sobre el que hay que trabajar:

Los hombres son los que están más a favor de la vacunación inmediata (45,6%), las mujeres (28,5%).

Personas de 55 a 64 años son las más predispuestas a inocularse el remedio (43,3%)
De 18 a 25 años (42,6%)
Mayores de 65 (41,5%).
Entre 45 y 54 años (34,4%)
De 35 a 44 años (30,2%)
De 25 a 34 años (29,9%)

Mucho trabajo por hacer en este campo, seguro que empresas expertas en comunicación pueden ayudar en ese cometido a las diferentes administraciones.

Guía para optimizar el proceso de venta online y atraer a más clientes

Automatiza tus campañas de Marketing Digital con TTANDEM y E-goi

Otros contenidos de Marketing digital

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  He leído y acepto la política de privacidad de la web *

No hay comentarios