Cómo crear un podcast para impulsar tu proyecto: Cuestiones técnicas

Quieres crear un podcast para potenciar tu negocio. Pues bien, te ayudamos con todas aquellas cuestiones técnicas que precisas para lograrlo: micrófono, plataformas de grabación y distribución, etc.

Cristina Ochoa Terés

Si en nuestro primer capítulo te contábamos qué preguntas debes hacerte antes de crear un podcast para impulsar tu negocio y definir su estrategia de marketing, en este post te ayudamos a resolver aquellas cuestiones técnicas que precisas para grabar y dar luz verde a tu propio podcast.

Ahora sí, manos a la obra: cómo crear mi podcast. Cuestiones técnicas.

Hechas estas reflexiones, vamos al grano. Ya sabes que hacer un podcast es buena idea. Sabes qué te hace diferente y cómo vas a aportar. Tienes claro el formato e incluso la duración. Ahora, toca meterle mano a las cuestiones prácticas. ¿Qué necesitas para hacer un podcast? Se resume en:

  • Un micro.
  • Una grabadora o plataforma de grabación.
  • Un programa de edición.

Vamos a ello. Toca decidir cómo vas a grabar tus podcasts: ¿Vía online? ¿De manera presencial? ¿Simplemente con tu móvil? ¿En un estudio de grabación? ¿Cuántas personas intervendrán en él de manera habitual? Definir cuál va a ser tu modus operandi te ayudará a concretar tus necesidades técnicas… y decidir.

1. Elección de micro.

En este aspecto, hay multitud de opciones, por fortuna, cada vez más asequibles. Tienes micros de todo tipo de tamaños, precios y colores. De corbata, de diadema, de pie. Unidireccionales, cardiodes. No es este el espacio en el que mejor te podemos aconsejar sobre ello, pero sí que te recomendamos que busques con detalle esa información en la red o entre expertos del mundo del sonido y los podcasts, porque la elección de un buen micro te hará ganar en calidad. Cuanto más aciertes en tu elección, mejor sonido obtendrás. Pero recuerda: dependerá de lo que realmente necesitas.

2. Grabadora o plataforma de grabación.

Estamos en las mismas. Según tus necesidades, precisarás una grabadora u otra (siempre recomendamos que sean profesionales) u otro sistema de grabación, que pueden incluir mini mesas de mezclas.

Si te decantas por realizar grabaciones online, encontrarás múltiples opciones. Desde las más sencillas y conocidas como Zoom o Meet o, ya en formatos más avanzados, plataformas específicas para grabación de podcasts o videos como Zencastr o Riverside. Este tipo de plataformas cuentan con la posibilidad de grabar el sonido en pistas separadas, lo cual facilita en gran medida la edición. Además, recogen la grabación en el ordenador desde el cual cada persona está conectada, de modo que las posibles interferencias provocadas por Internet no afectan al sonido y no quedan registradas, consiguiendo que la calidad sea mejor. Tienen versiones gratuitas y de pago.

3. Un programa de edición.

Todo podcast, por muy sencillo que sea, requiere cierto trabajo de postproducción: equilibrar volúmenes, ecualizar, introducir alguna sinto o música, cortar alguna parte que no ha salido bien… En la edición, como en casi todo, hay muchos niveles.

Si puedes contar con un profesional del sonido, el podcast ganará puntos a raudales, pero como eso no es lo habitual en las primeras fases, lo más frecuente es apañarse de manera amateur. Lo cierto es que no hay que tenerle miedo a la edición… A nivel de usuario, no es complicado manejarse, aunque sí que se requiere cierto aprendizaje. Programas de edición hay muchos, pero uno especialmente sencillo y muy completo en su versión gratuita es Audacity.

¿Tienes claro el formato?

No siempre es sencillo saber cuál es el mejor formato para tu podcast. Nuestro consejo: simplifica. De nuevo, insistimos en la idea: ve a lo sencillo. Ya tendrás tiempo de complicarte y de ir haciendo evolucionar tu programa. Concéntrate en un primer momento en la calidad del contenido. Ya irás luego, poco a poco, adornando el envoltorio.

Aun así, sería bueno que definieras cómo te gustaría que fuera tu podcast: un diálogo, un monólogo, una tertulia, un reportaje, un relato sonoro…

Bautízalo

Sí, claro: es tu niño. Y necesita un nombre. ¿Cómo debe ser ese nombre? Uf, pues teorías hay muchas. Pero básicamente debe ser original, llamativo, pegadizo, que se vincule rápidamente con tu materia central. Pero aquí, como en todo, hay ejemplos de todos tipos y colores.

Demos solo uno: Catástrofe ultravioleta, un podcast sobre ciencia que recurre a un hecho científico como título propio. Pero eso sí, con cierto humor y eligiendo un término desconcertante y original, ya que el propio estilo del podcast en sí, así lo es.

Ah, y otra característica importante que debes tener en cuenta a la hora de titular tu podcast es que… el nombre no exista y no esté ya registrado. Que no se te olvide comprobarlo. En muchas ocasiones, una simple búsqueda por Internet te será suficiente para saber… que sí existe. Si en Google no está (qué suerte), será momento de ir a la página web de la Oficina Española de Patentes y Marcas y realizar ahí la búsqueda.

Crea su banda sonora

Si tu podcast tiene alma y nombre, debe tener marca sonora. Sintonías, jingle… Música que, nada más escucharla, identifique al podcast, su estilo y que sea un anticipo de lo que nos aguarda. Es decir, que sea divertida si lo que viene a continuación lo es. O al revés.

Si vas a crear caretas de entrada o de salida o jingles (esos golpes con letra y música que se intercalan a veces en un contenido radiofónico), deberás escribir los textos y grabarlos, a ser posible, con un locutor o locutora.

En cuanto a la música, lo ideal, como siempre, es que sea un compositor quien la cree expresamente para ti. Como eso cuesta dinero y, quizá no esté en tu plan inicial, puedes recurrir a bancos de música. Algunos tienen opciones libres de derechos y sin costo; y otros, de pago. Ejemplos de librerías musicales son Freeaudiolibrary o Jamendo, pero hay muchas más.

Te recomendamos que inviertas tiempo en este capítulo y que te informes muy bien de qué tipo de licencia tiene cada sintonía ya que suelen especificar qué usos están permitidos. Pagar por una sintonía suele ser una buena decisión porque, además de valorar el trabajo del profesional que lo ha compuesto, te permitirá contar con esa música en propiedad y disminuir la posibilidad de encontrar “tu sinto” en cualquier otro proyecto.

Y, por supuesto, casi está de más decirlo, dedica tiempo a elegir la música en cuestión: va a ser la sinto que envuelva tu programa y debe “ponerte en buen espíritu”.

Elige tu plataforma o plataformas…

Deberás alojar tu podcast en algún servidor. O en varios. Existen muchos: Ivoox, Spotify, SounCloud, Anchor, Google Podcast, Spreaker, Apple Podcasts… Cada una de estas plataformas digitales tiene sus características y este es un tema que da para mucho. Por ello, analiza bien dónde ubicarás tus episodios. Infórmate bien sobre este aspecto: es importante.

Divulga, divulga, divulga

De nada te sirve el mejor contenido del mundo, si no lo compartes, si tu gente, tu público, no se entera de que existe.

Deberás generar una estrategia de difusión que garantice que el esfuerzo que has invertido en crear un episodio de tu podcast, va a tener al menos cierta repercusión. Es esencial diseñar una estrategia de comunicación de tu podcast que puede incluir incluso diseñar redes propias para tu podcast, aunque no siempre es necesario.

Y, por supuesto, la clave constante en cualquier aventura: ser persistentes.

¿Necesitas (realmente) rediseñar tu sitio web?

Ebook gratuito

Si tienes dudas, consúltalas

El proceso de crear un podcast tiene lo suyo. Hay que pararse a pensar y pasar a la acción para ir superando una a una todas las etapas. Es muy seguro que, conforme comiences a dar tus primeros pasos en el mundo podcast, te asalten numerosas dudas. Por fortuna, la comunidad de podcasters es generosa y encontrarás diversos foros en los que se comparten quebraderos de cabeza y problemas resueltos. Navega y busca aquel foro que te convenza.

Nosotros, te dejamos una idea: sigue a Melvin Rivera y su newsletter Vía Podcast o su podcast NotiPod Hoy donde relatan las tendencias de actualidad relacionadas con los podcasts. Te dará ideas y estarás al tanto de todas las novedades. Además, en Facebook, Melvin Rivera cuenta con un grupo en el que podcasters de todo el mundo comparten sus dudas y conocimiento. Muy útil cuando no sabemos hacia dónde tirar…

Con todo lo volcado en este artículo, esperamos haberte ayudado a dar tus primeros pasos en la creación de tu podcast o, al menos, ofrecerte una idea general de todo lo que implica. Como habrás comprobado, esta es una simple guía de aproximación. En cada apartado de este post puedes profundizar todo lo que quieras y más, pero con este artículo te será posible hacerte una “foto general” de qué implica hacer un podcast.

Poner en marcha un podcast no es fácil, pero tampoco difícil. Y lo que sí que seguro que es, es emocionante. ¡Te animamos a ello!

Guía con 3 estrategias exitosas para impulsar tu marca o negocio

Ebook gratuito

Sal de dudas

Conversa gratis con un experto en marketing digital durante 30 minutos

Otros contenidos de Marketing digital

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay comentarios