Descubre cómo crear un calendario editorial

Claves para diseñar un calendario editorial, bajar a tierra tu estrategia de marketing online, distribuir y crear ideas y planificar el trabajo.

Cristina Ochoa Terés

Si te estás preguntando cómo crear un calendario editorial, enhorabuena: vas bien, o mejor dicho, muy bien. ¿Por qué? Porque esta simple pregunta encierra mucho tras de sí. Alberga deseo de hacerlo bien, planificación, objetivos. En definitiva, intención, algo fundamental para lograr que una estrategia de marketing digital tenga éxito.

Uno de los grandes errores que se cometen a la hora de crear contenido es comenzar sin más, sin una meta, sin un plan: escribir por escribir, publicar por publicar. El resultado es que a los pocos meses (o semanas) el barco va a la deriva, ya no sabemos de qué hablar y el lector / seguidor / espectador está incluso más perdido que tú (lo cual es mucho). Por ello, en este post, desde TTANDEM, te mostramos qué debes hacer para crear un buen calendario editorial. Empecemos por el principio:

1. Párate a pensar. Sí: para el mundo y piensa. Diseña tu estrategia

Debes tener una, saber qué quieres, cuáles son tus metas. Haz un análisis de tu momento, tus posibilidades, fortalezas y carencias, tus deseos. Te llevará tiempo, pero merecerá la pena. Un calendario editorial es una gran herramienta que tienes a tu alcance para bajar a tierra la estrategia, para hacerla real, para poner sobre el papel cuáles van a ser los siguientes pasos, cómo vas a lograr tu plan. Pero nunca olvides que lo primero es la estrategia, y luego, lo demás. Así que…

2. Piensa, en el público al que deseas llegar

¿Qué es lo que quiere o necesita? O aún más allá: ¿Qué es lo que quiere o necesita y ni siquiera lo sabe? ¿Busca entretenimiento, información, el consejo de un experto? ¿Qué persigue? ¿Qué le puedes ofrecer tú? Anota todas las ideas que acudan a tu mente y, posteriormente, procura ordenarlas por bloques.

3. Sigue pensando, pero esta vez, concéntrate en tu empresa, marca o negocio

Las reglas del juego son iguales para todos, pero tu negocio es único. Es el tuyo. Saber dónde quieres llevarlo, en qué quieres ser diferente, por qué quieres que se te conozca, es fundamental para diseñar una estrategia de contenidos acertada y, con ella, un buen calendario. Establece tus objetivos. Decide cuándo vas a lanzar nuevos productos o servicios. Esta tarea te ayudará también a generar ideas de futuros contenidos.

4. Y, otra vez, toca pensar: ahora, en tu sector

¿Cómo es el ámbito en el que te mueves? ¿Cuáles son sus características? ¿Tiene “estaciones”? Pongamos un ejemplo: tienes una clínica de medicina estética. Entre otros servicios, realizas tratamientos de mesoterapia para reducir abdomen. Tu experiencia te dice que “la temporada alta” de estos tratamientos se produce en abril, mayo y junio, los meses previos al verano… y al bañador. Pero también has observado que hay un repunte antes de las vacaciones de Semana Santa y, curiosamente, en Navidad, ya que hay clientes que regalan este tratamiento.
Bien: ya tienes identificados los momentos en los que la atención despunta. Ahora, solo queda impulsarla. Una buena planificación de los contenidos hará que las ventas aumenten si logras hacer que esa idea crezca en la mente de tu clientela justo en el momento oportuno. Para ello, en tu calendario deberás anotar cuándo deseas empezar a hablar de mesoterapia para eliminar grasa en el abdomen y así, despertar el interés. Observa en tu día a día qué piden tus clientes y clientas y apunta en tu calendario temporadas. Explora todas las posibilidades.

5. Haz una lluvia de ideas a lo loco… y luego pon orden

Si vas a crear contenidos, necesitas ideas. Muchas ideas. Pero también orden y sentido. Así que te aconsejamos que primero dejes volar tu imaginación (y las de las personas que te rodean) y vuelques en un papel todas las ideas que te surjan, sin límites. Intenta, primero, que sean tuyas y solo tuyas, que partan de ti, sin navegar en Internet y mirar lo que hacen los demás. Cuanto más auténtico sea lo que tú produces, tanto mejor: más personal será tu marca, lo que transmites. Ya habrá tiempo de “inspirarse” en los demás. Una vez que ya te has exprimido, entonces, sí, mira qué hacen otros y toma ideas. Pero hazlas tuyas: no copies. Hemos quedado en que lo que tienes entre manos es único, ¿no? Pues que se note: no seas como los demás. Es bueno que estés al tanto de qué hace tu competencia (herramientas como Feedly te vendrán genial), pero el objetivo no es ser como ellos, sino ser tú mismo/a.

¿Tienes ya un buen listado de ideas? ¡Bien! Ahora, llévalas a un archivo MS Excel. Ordénalas por bloques, decide qué objetivo quieres acometer con cada una de ellas (¿crear marca, vender más, ser una guía útil para tu clientela…?), así como el formato en el que crees que podrás exponerlas mejor (post, infografía, tutorial, foto…). Ese documento será tu punto de partida, aquel en el que reflejarás tus ideas ordenadas y que, luego, tendrás que distribuir estratégicamente en tu calendario procurando variar tanto el tipo de contenido, como el objetivo que deseas alcanzar, así como el formato. Recuerda que nos gusta que nos sorprendan… y aborrecemos que nos aburran.

6. Haz un estudio de palabras clave o “keywords”

Descubre cómo los demás buscan en la red lo que tú puedes ofrecer, qué términos emplean, cómo se expresan. Te ayudará a enfocar y titular tus creaciones y a responder las preguntas que realmente necesitan ser resueltas. Y, una vez más, este ejercicio hará que tu bombilla se encienda de nuevo con nuevos posibles contenidos.

¿Te suscribes a nuestra newsletter?

Información de la buena, de la que te hace crecer. La que te da los consejos que necesitas.

7. Encuentra una buena plantilla de calendario editorial

En realidad, un simple calendario te vale, pero también existen sistemas de calendario editorial “inteligentes” que te ayudarán a planificar el trabajo, por ejemplo, asignando a creadores de contenidos, diseñadores y editores las diversas tareas que deben realizar. Investiga un poquito y decide qué es lo que más puede ayudarte en tu caso particular. Hay aplicaciones con multitud de funciones y otras, más sencillas, en las que simplemente se reflejan aspectos como copywriter, categoría, objetivo, título, palabra clave y url, por ejemplo. Recuerda que un calendario editorial es una herramienta sensacional para producir más y mejor, optimizar procesos, organizar a un equipo y facilitar a cada componente un mapa en el que guiarse para realizar su trabajo. Recuerda que puedes trabajar tanto con un calendario tradicional como con Asana o Trello o cualquier otra aplicación de gestión de tareas, lo que prefieras, pero haz que el sistema sea el adecuado para ti.

8. ¿Fechas claves? ¡Sácales partido!

Todos los años se celebra el 19 de marzo el día del Padre. Y el 8 de marzo, el día de la Mujer. Y, curiosamente, el 24 de diciembre siempre es Nochebuena. Pero, además, también existen los “Días Mundiales” de todo lo que puedas imaginar y más (con decirte que se celebra el día mundial del buitre, del hermano, del biodiesel o del peatón, creo que es suficiente para que te hagas una idea). Échale un vistazo al listado, identifica aquellas fechas que te motivan y con las que quieres comprometerte o que tu marca quede vinculada y refléjalas en tu calendario. Te ayudarán a generar ideas y contenido… y a que no se te pasen efemérides a las cuales puedes sacarles un rendimiento.

9. Diversifica contenidos y no agobies con contenidos publicitarios

Entre tus metas, seguro, estará vender más. Perfecto, esa es la idea, pero no dejes que ese objetivo colapse todos tus contenidos… o dejarán de seguirte (salvo si basas tu estrategia en una relación puramente comercial en la que el usuario lo único que espera de ti son ofertas). Así que, en tu calendario, procura variar y ofrece contenidos diferentes tanto en formato (vídeos, infografías, e-books, mensajes directos, posts, podcasts…), como también en el objetivo que persigan (informar, hacer marca, estrechar vínculo con el cliente potencial…). Puedes proponer posts con contenido puramente comercial en el que les hables de los productos que tienes o servicios que ofreces, pero dales algo a cambio: tu público entenderá que, de vez en cuando, quieras venderles algo, pero te seguirán porque tú les brindas mucho más valor que un simple producto o servicio. Bajando a lo concreto, aceptarán de buen grado que les cuentes lo rico que está el jamón de york que tú vendes si, a lo largo de toda tu relación, les regalas recetas de cocina sensacionales, además de prácticas y rápidas. En pocos caracteres: Sé generoso/a, ofrece mucho y, de vez en cuando, recuérdales “que estás ahí”.

10. Distribuye las publicaciones: no las agolpes todas en unas fechas y dejes otras épocas “desnudas”

La constancia es una gran virtud. Y la mesura, también. Crea una frecuencia, una continuidad. Haz que esperen noticias tuyas, pero no aparezcas hasta en la sopa una semana, simplemente porque tienes más tiempo y, luego, desaparezcas dos meses como el Guadiana. Eso, despista… Estás tratando de construir una relación. Si te ausentas sin un motivo, generas desconfianza. Sé un buen amigo, una buena amiga. Y haz que se note que siempre estás ahí.

11. Adelántate trabajo: crea contenidos con antelación

Precisamente para que no te pille el toro y siempre tengas algo bueno que publicar, déjate guiar por tu calendario y, en las épocas tranquilas, adelanta trabajo. Te encontrarás escribiendo sobre Navidad en verano, pero eso estará bien: estás creando las bases para ganar calma en los momentos en los que el día a día te come. Y eso da mucha paz.

12. Deja espacio para la espontaneidad

Planificar está muy bien pero, ahora más que nunca, sabemos que los planes son planes… y la vida es otra cosa. Todo puede cambiar en un segundo. De pronto algo pasa, pone todo patas arriba y ya deja de tener sentido hablar de lo que habías previsto. Imaginemos, por ejemplo, que una riada ha inundado tu barrio. ¿Vas a sacar un post de lo guay que es hacerse la mesoterapia para bajar tripa? No parece que proceda… Ahí hay que reaccionar, dejar en la recámara el contenido ya creado y salir con aquello que requiere el momento.

Pero vayamos más allá, sin ponernos dramáticos. A diario se generan oportunidades geniales para abordar y sacarle partido a lo que la actualidad nos brinda. Ejemplo: justo ha salido un estudio que demuestra los múltiples beneficios del Omega 3 en nuestro organismo. Y, casualidad, regentas una pescadería. ¿Por qué no hacer un vídeo mostrando los pescados ricos en Omega 3 e, incluso, recomendando alguna receta?. Deja espacios en blanco en tu calendario para así poder completarlos con contenido actual, cercano al momento que vives, a lo que ocurre a tu alrededor, a lo que la vida nos trae, a lo que sientes en cada instante. Dará brillo a tus publicaciones.

13. Respeta tu calendario… pero no tanto: revísalo mensual y semanalmente

Tienes tu plan anual. Bien. Ahora, destrózalo :). Revisa tu calendario todos los meses y todas las semanas (te diría que, incluso, todos los días) para confirmar si encaja con el momento actual que estás viviendo. Mira la actualidad, descubre de qué se habla ahí fuera, ten en cuenta cuáles son los días y horas con más tráfico en tu web y redes, analiza los resultados obtenidos en publicaciones anteriores, saca conclusiones, haz cambios y adapta tu estrategia en consecuencia. Tu calendario no es un libro sagrado: ha nacido para estar vivo.

14. Y ya por último, lo más difícil: ten paciencia

Nada se conquista en un segundo. O quizá sí, pero luego hay que trabajar mucho para mantenerlo. Dale tiempo a tu estrategia, persevera, crea, prueba, acierta, equivócate, vuelve a intentarlo. Nadie dijo que fuera fácil, pero el camino, seguro, te deparará muchas y buenas sorpresas. ¡Fuerza!

Y así, con este mensaje de ánimo, llegamos al final de este artículo y al comienzo de tu proceso de crear contenido. No te asustes con todo lo leído: una vez que arrancas, es más fácil de lo que parece. En resumen, se trata de saber dónde quieres llegar, volcar ideas, ordenarlas, establecer un plan… y revisarlo constantemente para confirmar si realmente te está llevando al destino que has marcado. Puedes hacerlo. ¡Y aquí nos tienes para guiarte en esa aventura! Suerte.

Guía para optimizar el proceso de venta online y atraer a más clientes

Automatiza tus campañas de Marketing Digital con TTANDEM y E-goi

Más contenidos relacionados en Estrategia online

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  He leído y acepto la política de privacidad de la web *

No hay comentarios