El auge del podcast: una nueva forma de contar historias

Los podcasts sirven para informarse, entretenerse, aprender y formarse, y suponen un medio perfecto para las marcas, que encuentran en estos espacios una interesante segmentación de audiencias.

Raquel González

Los podcast están de moda. De hecho, se han convertido en una de las tendencias en boga a lo largo de 2020, algo que por el momento, parece no ir a cambiar durante este año que hemos estrenado. En España, según datos de Statista y Business Insider, el 40% de las personas con acceso a internet escuchan podcast al menos una vez a la semana. El confinamiento ha contribuido a la consolidación de un formato, cuyo consumo en nuestro país, también este pasado año, ha aumentado un 25%.

En los últimos meses la oferta se ha multiplicado, creándose un 94% más de podcast en español. Hablamos, pues, de un fenómeno que no pilla a nadie de nuevas, ni por supuesto, a las grandes empresas de entretenimiento, ávidas de liderar la pugna por la porción más grande del pastel.

De todos modos, hay que ir con cautela porque, como toda moda, podría tratarse de una tendencia efímera. Sin embargo, los expertos coinciden en señalar que, aunque muchos oyentes no vayan a quedarse siempre, el podcast es un género que se va a consolidar.

Una nueva forma de contar historias

Nos remontamos en el tiempo. La palabra podcast nace en 2004 fruto de la fusión entre los términos iPod (dispositivo portátil de Apple) y “broadcasting” (difusión), acuñada por el periodista británico de The Guardian, Ben Hammersley. Desde entonces, a lo largo de estos casi diecisiete años, la escucha de podcast y sus características han ido evolucionando. Así, hoy día estamos asistiendo a una auténtica proliferación de narrativas digitales que han contribuido a su enorme crecimiento. Una nueva forma de contar historias con profundidad, a la manera de un buen libro susurrado a los oídos del oyente con toda la fuerza emocional que ello supone. ¡Ah!, y por supuesto, con el añadido de que, si las voces son elegidas y usadas con acierto, dota a los relatos de una voz única que cuenta la historia de modo íntimo y directo.

Como sucedió en su día con la pugna entre radio y televisión, vimos que es más que posible que ambas realidades convivan, incluso con datos de audiencias radiofónicas mayores en comparativa entre los dos medios. Y es que cabe preguntarse aquí si los puristas de la lectura en papel se trasladarán al formato podcast en algún momento para hacer uso de los audiolibros. Sea como fuere, es ya una realidad contemplar en las grandes ciudades a usuarios escuchando por las calles, en el metro o el autobús sus lecturas favoritas en este formato.

“Una nueva forma de contar historias con profundidad, a la manera de un buen libro susurrado a los oídos del oyente y con el valor añadido de que, si las voces se eligen y usan con acierto, dota a los relatos de una voz única que cuenta la historia de modo íntimo y directo”.

Ni qué decir tiene el éxito en el terreno radiofónico. En concreto, en nuestro país, los podcasts más escuchados siguen proviniendo mayoritariamente de este medio, cuyo poder de penetración alcanzó límites históricos durante el confinamiento. Un indudable “hijo” de la radio, que cada vez empieza a considerarse un medio con características per se. De la radio “a la carta” hemos pasado a los programas grabados que ofrecen contenidos para ser escuchados directamente por la red.
Una vuelta de nuevo al auge de la palabra entre tanto mensaje audiovisual. Y es que, tal como explica Marc Escrig, Senior Strategic Planner de la agencia Sra. Rushmore, entre las razones que apunta para entender este giro está el hecho de que “encontramos una cierta saturación ante el aluvión incesante de imágenes, el descubrimiento del efecto de relajación que produce la escucha, y también la posibilidad de combinar el seguimiento del programa con otras actividades”.

¿Te suscribes a nuestra newsletter?

Información de la buena, de la que te hace crecer. La que te da los consejos que necesitas.

Salud y Ciencia, temáticas en alza

A falta de datos que arrojen cifras de consumo de este recién estrenado 2021, es claro que el año precedente ha marcado un antes y un después en cuanto a consumo de podcast, situando a España como uno de los países a la cabeza. Y es que solo en el primer semestre de 2020 se duplicó el consumo de programas en castellano, siendo salud, deporte, ciencia, política, cultura y humor los más escuchados, según un estudio de Godo Strategies.
Por su parte, de acuerdo con el último informe de VoxNest, a la hora de elegir las temáticas, en los últimos meses en España se han incrementado las escuchas de podcasts de ciencia, seguidos de los de salud y deporte, y los de actualidad política. Completan el Top 5 los podcasts de cultura y sociedad y, en último lugar, los de comedia.

Oportunidad para las marcas

Los podcasts sirven para informarse, entretenerse, aprender y formarse. Y es indudable que gozan de gran éxito entre los sectores más jóvenes, consumidores de un lenguaje que, como su estilo de vida, busca el dinamismo, la inmediatez y la adaptabilidad a las múltiples actividades de que se disfruta en esta etapa de la vida. Una ocasión que no pasa inadvertida para las marcas, que encuentran en estos espacios una interesante segmentación de audiencias y que, a buen seguro, acabará formando parte de la planificación de medios de muchas campañas. Precisamente una de las decisiones que deben tomar anunciantes y agencias es cómo insertar la publicidad en los podcasts para que esta no resulte intrusiva. Patrocinios, “cápsulas” publicitarias en las que el propio autor del contenido incluya el anuncio, inserts publicitarios en función del perfil de escucha del oyente…

Un amplio abanico que, sin bien es cierto, no deja de ser una “interrupción” en la escucha, en estos tiempos en que la imagen de marca supera al simple anuncio de producto, puede ser la ocasión perfecta para que el branded content se involucre en la elaboración de los contenidos del propio podcast, ampliando el conocimiento sobre sus productos o afianzando su identidad y reputación de marca con infinidad de posibilidades creativas por explorar.

“Disponibilidad, accesibilidad, segmentación de audiencias, profundización en los contenidos o capacidad de generación de una misma comunidad de audiencias, entre las principales virtudes del formato podcast”.

Disponibilidad, accesibilidad, segmentación de audiencias para las marcas, profundización en los contenidos que hacen posible conocer los detalles exactos de historias complejas, gracias a las temáticas especializadas, o la capacidad de generación de una misma comunidad de audiencias, son algunas de las virtudes de este formato de audio, que crece en popularidad. Sin duda, una herramienta para ganar presencia y visibilidad.

Una nueva forma de narrar y crear contenidos con alma ha nacido. Y esto es solo el comienzo. ¿Te unes al apasionante viaje?

¿Necesitas desarrollar la estrategia digital de tu empresa, marca o producto?

Los Sistemas de diseño explicados en 7 post

Así entendemos el diseño de productos digitales

Otros contenidos de Transformación digital

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  He leído y acepto la política de privacidad de la web *

No hay comentarios