Por qué el WPO es tan importante para tu web

Por qué el WPO es tan importante para tu web

El concepto WPO parece haberse convertido en una moda dentro del desarrollo web. Sin embargo, este interés tiene su explicación.

El objetivo de este proceso es optimizar las páginas web para reducir al máximo el tiempo de espera necesario para visualizarlas por completo. La importancia del WPO radica en que la mayoría de usuarios no espera más de tres segundos a que cargue una página: pasado ese tiempo, eligen visitar otra página de la competencia.

Así pues, resulta evidente que el WPO es importante para tu web. Pero, ¿qué es y qué ventajas tiene? No te preocupes, que te explicamos a continuación.

¿Qué es el WPO?

El WPO (Web Performance Optimization) es un proceso que podemos traducir como optimización del rendimiento de una página web. Básicamente, consiste en analizar los aspectos técnicos de una página web y detectar los puntos que se pueden mejorar para aligerar su velocidad de carga.

En el mundo online, como todos sabemos, la competencia es muy elevada. Para destacar por encima de otras páginas similares es necesario controlar muchos factores, desde el diseño hasta la usabilidad.

Los usuarios no quieren perder tiempo en sus búsquedas, por eso, tu página web debe estar a la altura para no perder relevancia. Si quieres que los visitantes de tu web tengan una buena experiencia de usuario, debes mejorar el rendimiento de su sitio para que resulte rápida.

Y esto se consigue mediante el WPO.

¿Cómo se mide la velocidad de carga de una web?

El rendimiento de una página web depende de varios factores, como el tipo de servidor, la limpieza del código y la optimización de las imágenes. Este último aspecto cobra especial importancia si tienes un ecommerce, ya que las tiendas online tienen cientos o miles de fotografías que pueden ralentizar su funcionamiento.

Los procedimientos para optimizar una página web analizan todos los elementos que afectan al rendimiento y detectan los que necesitan mejoras.

Existen diversas herramientas que puedes utilizar para medir la velocidad de tu web, tanto gratuitas como de pago. Elijas la que elijas, conviene que revises cada cierto tiempo el rendimiento de tu web y corrijas todo lo que afecte a los tiempos de carga.

Aquí tienes algunas sugerencias de herramientas que puedes usar para chequear tu página:

  • Google PageSpeed Insights. Como siempre, Google viene a nuestro rescate con una herramienta gratuita y muy fácil de usar. Analiza la velocidad de carga de la web y ofrece sugerencias de mejora del rendimiento.
  • GTmetrix. Una herramienta muy completa que ofrece información clara y precisa del rendimiento de tu sitio web.
  • Sitespeed.io. Un conjunto de herramientas de código abierto para monitorizar y medir el rendimiento de tu página web. Genera informes con datos desglosados.
  • Yslow. Se instala como una extensión del navegador. Analiza la página web y sugiere formas de mejorar su rendimiento aplicando 34 reglas de optimización organizadas por categorías.

No te centres exclusivamente en la versión para escritorio y revisa también la versión de tu página web para dispositivos móviles. Además de utilizar Google PageSpeed Insights, que te ofrece información al respecto, puedes complementar la información obtenida con el empleo de mobyReady.

Una vez que hayas obtenido la medición con tu herramienta preferida, ya solo queda hacer las correcciones necesarias para mejorar la velocidad de carga de tu web.

¿Cómo puedo optimizar mi página web?

Las herramientas de chequeo ofrecen sugerencias de mejora de los elementos no optimizados. Por lo general, los problemas suelen darse en el peso de las imágenes o vídeos, la estructura y limpieza del lenguaje de programación. No obstante, puede haber otros factores que afecten al rendimiento.

La velocidad del servidor

Al contratar un servidor para alojar tu página web o tienda online debes conocer qué prestaciones te ofrece. Por ejemplo, te interesa saber si usan discos HDD o SSD, ya que estos últimos son mucho más rápidos. También deberías preguntar por la RAM disponible y la capacidad de transferencia, que pueden provocar que el servidor vaya lento o se detenga.

El uso de la memoria caché

La memoria caché almacena una copia de la página de forma que, al acceder de nuevo, se carga la copia con más velocidad. Así, se evita que el servidor genere nuevamente todo el código.

La optimización del código

La velocidad de carga de una web depende en gran medida de la limpieza de su código. Conviene asegurarse de que tanto HTML y CSS como JS estén bien estructurados, sin saltos de línea o espacios innecesarios. Intenta controlar, en la medida de lo posible, que en cada página se carguen sólo los recursos que se necesitan, para así reducir el peso y el número de los ficheros solicitados por el servidor.

El tamaño de las imágenes y los vídeos

Las imágenes y los vídeos consumen muchos recursos, lo que afecta al tiempo de carga. Por tanto, todos los archivos multimedia deben estar optimizados para que su tamaño sea lo más pequeño posible sin perder calidad. En este sentido es muy importante que también te asegures de que no utilizas proporciones de imagen superiores a lo que realmente necesitas.
Puedes hacer uso de la técnica de Lazy Load, que consiste en la carga progresiva de imágenes y vídeos. De esta manera, estos elementos se irán mostrando a medida que el usuario va haciendo scroll en el navegador y evitarás que se carguen recursos que no se vayan a utilizar.

Si controlas estos cuatro factores, habrás conseguido una página mucho más optimizada y veloz.

¿Qué puede pasar si no presto atención al WPO?

El WPO influye en la experiencia de usuario y en el posicionamiento de tu página web en los buscadores.

Cuanto más veloz sea tu página menos probabilidades tienes de que los usuarios la abandonen. Si los usuarios se sienten cómodos al navegar por tu página, tienes mucho a tu favor para convertirlos en clientes.

Finalmente, tampoco debes obviar la importancia que tiene el WPO para Google. El posicionamiento orgánico puede mejorar, entre otras cosas, si Google considera que tu página es relevante desde el punto de vista de la velocidad.

Recuerda que tan solo un segundo de más puede marcar la diferencia entre conseguir un visitante o un cliente nuevo o perderlo para siempre. Si quieres posicionarte por delante de tus competidores, no olvides la importancia del WPO en tu estrategia de marketing.

Ahora te toca a ti: ¿está optimizada tu web? ¿Qué herramienta o herramientas sueles utilizar para medir la velocidad de carga de tu sitio? Cuéntanos qué aspectos son los que afectan más al rendimiento de tu página.


José Miguel Muñoz

Desarrollador con más de 20.000 horas de vuelo con WordPress y HTML. Certificado en Google Analytics.

Me gustan las barbacoas con los amigos, las películas de intriga y el bricolaje.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

  He leído y acepto la política de privacidad de la web *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current ye@r *

No hay comentarios