Proyectos web: veinte años de evolución

Proyectos web: veinte años de evolución

Un poco de historia

Echar la vista atrás unos treinta años, poniendo la mirada en el desarrollo de software, me permite observar aquel momento con los ojos de un paleontólogo que admirase los huesos de algún antepasado nuestro africano que empezara a caminar erguido. Los cambios han sido tan abismales que dan vértigo.

En aquella época, en realidad no hace tanto tiempo, la memoria de los ordenadores se medía en KB, no en GB. El primer IBM PC apareció en el año 1981, los discos duros no empezaron a popularizarse hasta la segunda mitad de los años 80 (con capacidades de 10 y 20 MB) y la mayor parte de las empresas contrataban el desarrollo a medida de las aplicaciones informáticas que necesitaban, salvo para aquellas tareas que pudiesen realizar con alguno de los pocos gestores de base de datos, procesadores de texto y programas para la creación de hojas de cálculos que existían.

Una década después, hacia mediados de los años 90, se empezó a popularizar internet y eso lo cambió todo. No sólo fue internet, hubo un evolución y revolución enorme tanto en hardware como en software, así como en la forma en que se desarrolla software, que ahora está muy centrada en internet, la nube, el mundo móvil, las APIs y en la interconexión entre aplicaciones y sistemas.

Evolución

Detallar toda la evolución que hemos ido experimentando en el desarrollo de software en las últimas tres décadas daría pie a escribir varios artículos. Me parece más interesante explicar dónde nos encontramos ahora, cómo enfocamos el desarrollo de proyectos en ttandem.com y qué beneficios aporta nuestra forma de hacer las cosas a nuestros clientes.

Durante tres décadas he desarrollado software a medida. En un principio se partía de cero y se desarrollaba todo. Con el tiempo (y no quiero ser muy técnico) uno se iba haciendo con una colección de funciones que podía reutilizar en otros proyectos. En otras ocasiones compraba esas funciones para no tenerlas que desarrollar, y así, con esa ayuda, ya no se tenía que desarrollar el 100% del software de un proyecto. La evolución del desarrollo de software ha ido en esa línea, hacia la reutilización, la colaboración, la integración con otros desarrollos y servicios, y en definitiva la búsqueda de soluciones que sin perder calidad ofrezcan mejores tiempos de desarrollo, mayor facilidad de mantenimiento, mejores posibilidades de evolución y menores costes.

Tendencias

Desde que las personas y las empresas empezamos a utilizar internet de forma más asidua, allá por el año 1995, han pasado veinte años. Esto ha permitido evolucionar y madurar la forma en que se desarrollan sitios web y servicios online. Existen multitud de funciones que se le demandan a un sitio web y que resultan muy comunes para muchas empresas. De ahí que hayan surgido los sistemas gestores de contenidos (CMS) que ofrecen una base sólida sobre la que construir un sitio web sin partir de cero. Gestionar usuarios, permisos, páginas, comentarios, etc. es tan común que no tiene sentido desarrollarlo, sino partir de algo ya desarrollado, probado y con un soporte técnico que lo apoye. Esa una de las razones por las que la lista de CMSs es casi interminable. Otros servicios en internet han sufrido la misma evolución. Por ejemplo, la venta por internet conoce multitud de plataformas y soluciones de comercio electrónico que para gran parte de las empresas son suficientes para vender sus productos y servicios online.

¿Se podría realizar esto mismo a medida? Sí, pero ¿es necesario? Un ejemplo muy gráfico es la preparación de una tarta de cumpleaños. Puedo elaborarla en su totalidad o puedo comprar el bizcocho, abrirlo, rellenarlo y cubrir la parte superior y decorarla. Incluso aunque decida hornear yo mismo el bizcocho, ¿voy a hacer yo las virutas de chocolate o las voy a comprar? ¿Voy a elaborar yo la mermelada o la voy a comprar?

¿Necesito algo a medida?

Las estanterías del mercado de servicios en internet están tan repletas de buenos productos que no es necesario que yo adopte siempre el papel de fabricante, sino el de comprador e integrador. Si necesito un blog no voy a desarrollar uno desde cero, puedo utilizar WordPress o ttandem engine. Si un proyecto de internet necesita una solución de ‘email marketing’ no voy a desarrollar una, puedo utilizar un servicio como Mailchimp. Si necesito una tienda online puedo desarrollarla a medida, pero también puedo partir de un producto como WooCommerce. Las lista es interminable, y los productos y servicios de los que podemos beneficiarnos y beneficiar a nuestros clientes también.

Lo admito, no siempre es bueno el ‘café para todos’. Algunas situaciones requieren desarrollos a medida por necesidades de integración con sistemas muy específicos o porque las necesidades del cliente van más allá de lo que ofrecen los productos y servicios existentes. Pero aún en estos casos nos podemos plantear algunas cuestiones en favor de nuestros clientes:

  • ¿Existe algo parecido a lo que se necesita que pueda ser adaptado y personalizado en vez de desarrollado desde cero y que ofrezca ventajas?
  • ¿Se necesita desarrollarlo todo a medida o podemos limitarlo a una parte concreta?

Cuidando a los clientes

Cualquier empresa que desee embarcarse en algún proyecto web que requiera un desarrollo de software debe considerar algunas de estas cuestiones:

¿Qué tecnología se va a utilizar? El término tecnología es amplísimo. Hace referencia a lenguajes de programación, frameworks, servidores web, base de datos, etc. La importancia de su elección se suele manifestar cuando se desea elegir o cambiar el alojamiento web del desarrollo, cuando el propio cliente desea hacerse con el control del desarrollo para modificarlo, o cuando en un futuro se quiera ampliar el desarrollo o integrarlo con otros sistemas. En ttandem.com realizamos la mayoría de nuestros desarrollos web utilizando WordPress (con nuestro ttandem engine), que es el CMS más utilizado del mundo. Utiliza como lenguaje PHP y como motor de base de datos MyQSL. Todas estas tecnologías son de las más extendidas y consideradas en su categoría, y tienen detrás a unas empresas sólidas y unas comunidades activas que garantizan la continuidad, el soporte y la evolución. Ya seamos nosotros u otros desarrolladores, existe garantía de continuidad y evolución de nuestros desarrollos, es decir, garantía de futuro.

¿Qué sucede si necesito incorporar un desarrollo más personalizado? Es importante para un cliente saber que puede ir resolviendo sus necesidades conforme evoluciona su presencia online. Quizás en un futuro surja una necesidad nueva para un desarrollo realizado anteriormente, pero afrontar nuevos retos no debe implicar descartar lo que se tiene para empezar de cero. En ttandem.com somos conscientes de ello y nuestros desarrollos son modulares, permitiendo ampliarlos conforme crecen las necesidades de nuestros clientes. Además, si en algún momento existiese la necesidad, tenemos la experiencia avalada de muchos años en análisis y desarrollo de soluciones a medida para poder afrontar nuevos retos.

¿Qué sucede si necesito ampliar mi estrategia online? Es cierto que muchas empresas empiezan por un sitio web, un blog o una tienda de comercio electrónico, pero eso no lo es todo en internet. En ttandem.com realizamos todos esos tipos de proyectos, pero además ayudamos a nuestros clientes a mejorar su estrategia online con otros servicios: inbound marketing, email marketing, SEO, publicidad, gestión y estrategias en redes sociales y desarrollos de aplicaciones móviles.

Todas las preguntas anteriores son importantes para nuestros clientes y nosotros nos preocupamos de darles respuesta pensando en su beneficio e independencia. Lo que debe hacer que un cliente esté con nosotros es su satisfacción, no las cadenas que podamos colocarle.

 


Rubén Razquin

Dedicado al análisis y desarrollo de software en entornos web (21 años de experiencia). Desarrollo de aplicaciones para dispositivos móviles.

Siempre descubriendo y buscando nuevas ideas.

“El talento da en la diana en la que nadie más puede dar. El ingenio da en la diana que nadie más puede ver.”


Post relacionados

La economía de las APIs ya está aquí

La economía de las APIs ya está aquí

La economía de las APIs ya está aquí: ya no es suficiente con que tu empresa esté comunicada con el resto del mundo sino que también debe estar integrada. Conoce qué tipo de APIs existen y cómo puedes beneficiarte de ellas.

ttandem-engine

ttandem engine, nuestro framework para WordPress

Conoce en detalle las características de nuestra plataforma de desarrollo o framework para WordPress.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

  He leído y acepto la política de privacidad de la web *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current ye@r *

No hay comentarios