Factores que intervienen en la conversión web

La ratio de conversión puede variar mucho de unos sectores de actividad a otros por diversas causas. Los factores que influyen pueden ser internos o externos. Los factores internos son aquellos factores inherentes a tu sitio web: modelo de negocio, diseño de la página, tecnología utilizadas, estrategia para atraer tráfico, experiencia de usuario, etc.

Los factores externos no dependen de tu sitio web, aunque siempre se pueden idear estrategias para minimizar su influencia. Entre los factores externos se incluyen aspectos como el nivel de competencia, la situación del mercado y el tipo de producto o servicio que vendes.

Por ejemplo, el sector de la moda se presta más a atraer muchos visitantes que quieren curiosear pero no tienen necesidad por comprar. Y en cambio, es más probable que la web de un servicio de reparaciones consiga poco tráfico web pero una tasa de conversión mucho más elevada.

Factores de conversión que dependen de ti

Una página web intuitiva, de fácil manejo, con un buen diseño, rápida y segura tiene muchas más posibilidades de mejorar su tasa de conversión que otra obsoleta y compleja.

Por tanto, de tu mano está prestar atención a factores como:

  • Un planteamiento realista de objetivos de conversión
  • Un buen conocimiento sobre el perfil de tu buyer persona o cliente ideal
  • La elección adecuada de tu estrategia de marketing digital
  • El diseño, colores, imágenes y tipografías de tu página web
  • La experiencia de usuario en tu web o ecommerce
  • El uso de llamadas a la acción (CTA) potentes

Cuando trabajas para optimizar la ratio de conversión tienes que manejar muchos indicadores y elementos que pueden tener impacto en los resultados.

¿Te suscribes a nuestra newsletter?

Información de la buena, de la que te hace crecer. La que te da los consejos que necesitas.

Aspectos menos conocidos que influyen en la tasa de conversión

Además de los factores que hemos citado, hay otros aspectos a los que no solemos prestar tanta atención pero que pueden influir negativamente en tu tasa de conversión.

Veamos los más importantes.

Los (odiosos) códigos CAPTCHA

Seguro que quieres evitar a toda costa el spam que se cuela a través de comentarios y formularios de contacto. Muchos sitios web utilizan un CAPTCHA para prevenir.

Sin embargo, muchos usuarios odian encontrarse con una combinación de letras y números imposibles de descifrar. ¿Cuántas veces está dispuesto un visitante a introducir el código? Piénsalo. Quizá te resulte más ventajoso desactivar el CAPTCHA para no perder conversiones.

Y, si no quieres prescindir de él, elige un método lo más sencillo y fiable posible.

Llamadas a la acción poco atractivas

El texto de los CTA o botones de llamada a la acción es mucho más importante de lo que piensas. Antes de implementar un CTA conviene que dediques un tiempo a crear un texto realmente potente que invite a hacer clic en él.

Sustituir algunos CTA por otros más atractivos pueden marcar la diferencia en la conversión. Por ejemplo, es mejor “añadir al carrito” que “comprar”, o “descubrir” que “más información”, o “ayúdame a elegir” que “conocer la gama”.

También puede ayudar con un CTA secundario (tipo “saber más”) para los usuarios que no están preparados para la compra porque necesitan más información.

Políticas de compra y devolución poco visibles

Mostrar a primera vista las políticas de cambios, devoluciones, reembolsos, coste de envíos y garantías transmite confianza a los usuarios. Conviene no abusar de la letra pequeña para que los clientes conozcan con claridad tu sistema de ventas antes de llegar al final del proceso.

También resulta interesante mostrar la dirección física de tu negocio y un teléfono de contacto para solucionar dudas.

Tipografías poco legibles

La tipografía no solo es una cuestión de gustos, sino de legibilidad. Algunos tipos de letra facilitan la lectura y otros la entorpecen. Elegir la fuente adecuada puede influir en las conversiones.

Otros consejos útiles son usar un tamaño de letra no muy pequeño, escribir mediante el uso de frases cortas y concisas, crear párrafos con pocas oraciones y suficiente espaciado entre líneas y entre párrafos.

Mal uso del color

Tanto el color de fondo como el color de la letra pueden jugar en tu contra en la tasa de conversión. No solo se trata de emplear tonos que no cansen la vista y que contrasten bien entre sí. También influye la psicología en este aspecto.

La mente asocia cada color a un estado de ánimo o a una sensación. Así, el azul se utiliza para transmitir seriedad, el naranja cuando queremos mostrar dinamismo, el verde lo relacionamos con lo natural, etc.

¿Cómo deseas que te perciban tus usuarios? Teniendo esto claro, consulta cuál es la mejor combinación de colores.

Para finalizar, si quieres dar un empujoncito a tu tasa de conversión, ofrece un incentivo en el momento del pago. Aunque sea un pequeño descuento, tus clientes se mostrarán agradecidos por el detalle y reducirás la tasa de abandono.

Nuestro consejo es que evites el típico campo con el texto “Introduce aquí tu código promocional”. Muchos usuarios pensarán que quizá se les ha pasado por alto en alguna parte de la web y darán marcha atrás para buscarlo.

Si quieres mejorar los resultados de tu ecommerce, no olvides tener en cuenta todos estos factores que influyen en la conversión web.

Contactar | Factores que intervienen en la conversión web

¿Necesitas una aplicación web a medida?

Damos solución a tus necesidades de gestión, procesos de trabajo o comunicación.

¿Te suscribes a nuestra newsletter?

Información de la buena, de la que te hace crecer. La que te da los consejos que necesitas.