¿Qué significa ser más productivo?

¿Qué significa ser más productivo?

Tenemos que ser más productivos“.

¿Cuántas veces lo has escuchado? Un tema recurrente en cualquier organización e incluso en los medios de comunicación cuando se confrontan los indicadores de productividad de cada país.

¿Por qué nuestra productividad es alarmantemente baja? José Miguel Bolívar, un reputado experto en recursos humanos y organización, lo explica así: “La productividad personal requiere tres condiciones: querer, saber y poder. Creo que a día de hoy, el problema de la baja productividad personal en las organizaciones se debe a que la gente no puede, porque no la dejan, no sabe y, en ocasiones, tampoco quiere ser productiva“.

  • No podemos cuando trabajamos en un entorno que fomenta las interrupciones o las reuniones indiscriminadas y aplica incorrectamente las posibilidades de la tecnología.
  • No sabemos porque nunca no han enseñado cómo mejorar nuestra productividad y recurrimos a herramientas digitales como si fueran el antídoto a nuestros problemas.
  • No queremos cuando creemos que la productividad es una cuestión responsabilidad de la organización en la que trabajo, y no personal, cuando en realidad aportará beneficios a todos los aspectos de mi vida.

La productividad personal bien entendida

¿Somos más productivos cuando hacemos más cosas en menos tiempo? Depende. Procesamos más datos, publicamos más tuits, leemos más información… Pero si no aprovecho el tiempo que gano con ello, no seré más productivo, sino solo más rápido y tal vez esté perdiendo calidad en lo que hago. Tengamos cuidado con confundir las tareas realizadas con los resultados obtenidos.

Aceleramos, somos más rápidos y estamos muy ocupados, pero no interiorizamos el camino. Y menos aún lo disfrutamos.

La productividad tiene que ver con hacer bien las cosas correctas. Es decir, somos más productivos cuando elegimos bien qué hacemos y lo hacemos correctamente. En este sentido, la productividad personal no tiene que ver tanto con la cantidad de cosas que hacemos sino con la calidad de las decisiones que adoptamos en nuestro trabajo.

¿Y la metodología Getting Things Done?

Getting Things Done, o su abreviatura GTD, es un sistema de Productividad personal basado en hábitos productivos y en principios universales dirigidos a cualquier profesional de hoy en día. GTD es una herramienta que paso a paso nos ayuda a hacer y decidir mejor.

Una persona que aplica GTD en su vida profesional y personal consigue:

  • Afrontar el trabajo de modo proactivo, frente al modo reactivo que salta de urgencia en urgencia.
  • Disponer de una lista completa, actualizada y revisada de los compromisos adquiridos, consigo mismo y con otras personas, en la que puede confiar plenamente.
  • Observar la realidad desde lejos para adoptar mejores decisiones acerca de qué hacer o no hacer en cada momento.

GTD es una metodología que compartida por una organización o equipo de trabajo, incrementará la productividad, la confianza y la tranquilidad, aunque dominarla requiere de perseverancia y compromiso.


Patxi Fontalba

Emprendedor digital desde el año 1997. Experto en Productividad y GTD. Padre a tiempo incompleto.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

  He leído y acepto la política de privacidad de la web *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current ye@r *

No hay comentarios