¿Por qué surgen los sistemas de diseño?

Es interesante conocer de dónde viene todo esto de los sistemas de diseño y entender que son más que una moda y que no han caído del cielo de repente. Con esto queremos decir que llevan mucho tiempo en la cultura del desarrollo de software y en las teorías sobre las organizaciones.

Se podría decir que confluyen al menos dos líneas: una vía de evolución tiene que ver con el desarrollo del software y la segunda con La Teoría General de Sistemas. Lo mejor de ambos mundo confluyen en los sistemas de diseño. Te lo explicamos cómo surgieron los sistemas de diseño basados en componentes.

La crisis del software

En los años 60, la tecnología informática, que hasta entonces se había desarrollado lentamente, experimentó un importante avance. Los nuevos ordenadores eran mucho más rápidos y económicos, tanto que superaron con creces el nivel de desarrollo de software.

Como solución a esta brecha, conocida como la “crisis del software“, el matemático, ingeniero y programador M. Douglas McIlroy presentó un modelo de desarrollo de software basado en componentes. Con este sistema de código reutilizable se consiguió una forma de programar eficiente y fácil de escalar.

Mencionar brevemente que las aportaciones de McIlroy al mundo del software le han valido pasar a la historia: entre otras, fue uno de los creadores de Unix.

Estos sistemas basados en componentes aumentaron la velocidad de desarrollo de software y permitieron aprovechar mejor la potencia de los ordenadores modernos.

La Teoría General de Sistemas

Inspirada en la biología, esta teoría considera los sistemas vivos y los organismos como sistemas abiertos, en constante intercambio con otros sistemas circundantes por medio de complejas interacciones.

De hecho, el denominado Atomic Web Design de Brad Frost, referente en la creación de los sistemas de diseño aplicados a la interfaz web y publicado por primera vez en 2013, parte de esta teoría.

Brad Frost concibe el diseño de la interfaz web como un todo, como un organismo vivo compuesto de unidades más pequeñas, que él llama átomos. Reutilizando y combinando estos componentes se generan elementos mayores (moléculas, organismos, plantillas y páginas) dando origen a todo el diseño de un sitio, aplicación o desarrollo web concebido de modo holístico.

¿Quieres conocer más? Lee este post sobre Atomic Web Design

¿Cómo son los Sistemas de Diseño en la actualidad?

En la actualidad, la brecha no se encuentra entre ordenadores y software sino entre software y diseño. El problema al que se enfrentan los desarrolladores es el diseño que normalmente es a medida y ofrece soluciones individuales y personalizadas. A esto se le ha llamado la deuda del diseño. En TTANDEM, habitualmente hablamos del “peaje del diseño”.

Conforme un diseño evoluciona y es sometido a cambios, se produce algo así como una entropía, que conlleva una sobreabundancia de estilos y convenciones, ocasionando inconsistencias, pérdida de control y haciendo muy costoso y difícil su mantenimiento. Hay que entender que este proceso siendo prácticamente inevitable, se puede en parte reducir aplicando los sistemas de diseño.

Por poner un ejemplo, no es raro descubrir que muchos sitios web utilizan diferentes variaciones de un mismo botón o docenas de tonos de colores similares. Si esto ocurre en cada parte de las interfaces de los distintos desarrollos web y apps de una empresa, se puede uno imaginar lo inconsistente y costoso que resulta su mantenimiento.

Ocurre que, cuando son varios los diseñadores y desarrolladores que trabajan en un desarrollo, y muchas veces solo en una parte de él o de su evolución, cada uno posiblemente añade personalizaciones y nuevas variaciones del diseño, haciendo que el conjunto sea inmanejable y muy difícil de mantener.

Con el tiempo esto se percibe como una deuda que se va a acumulando y obstaculiza el crecimiento de los productos.

La solución para crear mejores productos a mayor velocidad pasa por la reutilización de componentes, que posibilita la escalabilidad.

En este sentido, y en términos de diseño y desarrollo, se concibe un sitio web como un sistema dinámico de componentes adaptables, en lugar de un conjunto de páginas:

  • Un sistema que permite crear, a partir de los componentes básicos, elementos más grandes que conforman una interfaz digital completa.
  • Un sistema que facilita la creación y puesta en marcha de nuevas páginas, plantillas o proyectos digitales de cualquier tamaño.
  • Un sistema que integra en su origen y definición criterios como la facilidad, flexibilidad, sencillez y neutralidad.

Y por último y como resumen, me gusta la definición de los sistemas de diseño, como la metodología que nos ayuda a dar respuesta al cambio continuo, la evolución y el manejo de la complejidad de un producto digital.

Contactar | ¿Por qué surgen los sistemas de diseño?

¿Necesitas una aplicación web a medida?

Damos solución a tus necesidades de gestión, procesos de trabajo o comunicación.

¿Te suscribes a nuestra newsletter?

Información de la buena, de la que te hace crecer. La que te da los consejos que necesitas.