Cómo utilizar los tests A/B para optimizar tu estrategia de marketing digital

Cómo utilizar los tests A/B para optimizar tu estrategia de marketing digital

¿Conoces el test A/B y su importancia en la estrategia de marketing digital de tu empresa? Esta prueba, muy sencilla de implementar, sirve para optimizar las campañas de email marketing y la efectividad de las landing pages, entre otras cosas. Básicamente, el test A/B consiste en probar dos versiones de un mismo elemento para analizar cuál obtiene mejores resultados.

Para que la comparación se pueda medir, las dos versiones deben ser idénticas y tienen que contener un único elemento diferenciador, como por ejemplo una llamada a la acción distinta, una imagen o un cambio de color. Al tener un elemento distinto, se consigue analizar el comportamiento de los usuarios respecto a ese elemento y ver cuál es el que funciona mejor.

Por ejemplo, si deseas optimizar tu estrategia de marketing digital en tu tienda online, puedes aplicar el test A/B en el proceso de compra para reducir la tasa de abandono del carrito de compra.

¿Para qué se utiliza el test A/B?

El test A/B se puede utilizar en cualquier elemento para analizar su efectividad. Lo importante es aplicar las métricas para obtener conclusiones sobre cuál funciona mejor.

Por lo general, esta herramienta se emplea en los elementos que influyen en la ratio de conversión, por ejemplo:

  • Palabras, colores, tamaños y ubicación de los botones de llamada a la acción.
  • Titulares y descripciones de los productos de una tienda online.
  • Extensión y tipos de campos de los formularios de contacto.
  • Estructura visual de la página web.
  • Forma de presentación de las ofertas y promociones.
  • Manera en que se muestran los precios en un ecommerce.
  • Ubicación, contenido y cantidad de imágenes en una landing page.
  • Cantidad de texto en un artículo de tu blog.

Aunque pueda parecer increíble, los usuarios reaccionan de forma diferente ante una expresión o, incluso, ante un color. La psicología es, en este caso, un buen aliado en tu estrategia de marketing digital para descubrir cómo actúa la mayoría de personas en tu tienda online o con un correo electrónico, por ejemplo.

El test A/B paso a paso

Aplicando el test A/B se pueden descubrir las tendencias de comportamiento de los usuarios y utilizarlas para mejorar los resultados de tu negocio online o de tu página web.

A continuación, te explicamos cómo funciona la metodología para crear un test A/B.

1. Definir el objetivo

En primer lugar, y como siempre en una estrategia de marketing digital, hay que definir cuál es el objetivo que se pretende conseguir. Los más frecuentes son conseguir visibilidad, aumentar las ventas, mejorar la tasa de apertura de los emails y ganar más suscriptores. Lo importante es que tengas claro tu objetivo y que sea uno solo en cada experimento.

2. Marcar la duración del test A/B

Este tipo de pruebas deben tener una duración determinada en el tiempo para medir su efectividad. No hay reglas estrictas en este sentido, pues el tiempo utilizado depende en gran medida del número de visitas diarias, de ventas o de suscriptores, según el caso.

Como en cualquier experimento de tipo sociológico, lo importante es conseguir una muestra lo suficientemente significativa para que los resultados sean fiables.

3. Elegir la variación del test

Una vez definido tu objetivo y el tiempo que debe durar la prueba, debes elegir el elemento que quieres analizar. ¿Qué parte crees que se podría mejorar? Puede ser una descripción, una llamada a la acción, el asunto de un email, un titular, la ubicación de una imagen.

Cuando tengas claro este punto, diseña las dos versiones y comienza la prueba durante el periodo de tiempo fijado.

4. Analizar los resultados

Cuando haya terminado el periodo para realizar la prueba, el paso siguiente (objetivo final del test) es analizar los datos obtenidos. Si en una de las dos versiones la ratio de conversión es más elevada, debes elegirla como versión definitiva. Si no hay variaciones significativas, plantéate realizar un nuevo test A/B aplicado a otro elemento.

El test A/B y el peligro de ser penalizado por Google

Cuando se realiza un test A/B hay que tener presente que Google puede penalizarnos a nivel SEO. Esto puede ocurrir si detecta contenido duplicado, ya que hemos creado dos URL diferentes con el mismo contenido.

Pero si no se hace el cambio de URL y se elige mostrar una versión para el buscador y otra para los usuarios, también corremos el riesgo de penalización por encubrimiento.

¿Cómo lo podemos evitar? La solución más sencilla es modificar el html de la página incluyendo la etiqueta rel=”canonical” en la URL sometida al test.

Además, conviene evitar que Google indexe la URL de prueba. Para ello, se debe configurar el archivo “robots.txt” y añadir la etiqueta “noindex” en la cabecera de la URL que estamos probando. También es posible utilizar una redirección 302 para informar a Google de que se trata de una redirección temporal.

Finalmente, al terminar el test no olvides eliminar la URL de prueba, manteniendo solo la de control, si es la que obtiene mejores resultados. En caso contrario, tendrás que modificar la URL de control para que quede como la de prueba.

Como ves, la utilidad de los tests A/B es enorme para optimizar tu estrategia de marketing digital y mejorar la tasa de conversión de tu sitio, siempre y cuando tomes las precauciones necesarias para no ser penalizado por Google.

¿Has realizado alguna vez un test A/B en tus campañas de email marketing, en tu ecommerce o en una landing page? Cuéntanos cómo te ha funcionado y si has obtenido resultados que no esperabas.


Patxi Fontalba

Emprendedor digital desde el año 1997. Experto en Productividad y GTD. Padre a tiempo incompleto.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

  He leído y acepto la política de privacidad de la web *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current ye@r *

No hay comentarios